Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


El viaje a Jerusalén 



KÁ 



K 



\ 



íUj 




¿Hizo planes alguna vez tu familia de mudarse 

a otra ciudad? ¿Cómo te sentiste? ¿Estabas 

asustado o entusiasmado? Imagina a una 
familia del antiguo testamento que está a 
punto de efectuar un cambio importante. 
(Textos clave y referencias: Esdras 1- 

3; Nehemías 8:14-18; Profetas y reyes, 

págs. 404-414J 

Tabita, que ayudaba a su madre a servir la comida del 
m *2r-^ Sm mediodía, vio que su padre entraba apresurada- 
±£^^i£^^ mente. 

— ¡Traigo buenas noticias! — exclamó su 
padre — . Agradezcamos a Dios por los alimentos 
y entonces se las daré. 

Después de la oración de agradecimiento, todos se dis- 
pusieron a comer. 

— El rey Ciro — informó el padre — dio un decreto ofi- 
cial esta mañana. Todos los que deseen regresar a 

Jerusalén y ayudar a reconstruir el 
Dominan *\ templo, tienen permiso para ha 






Lee el relato "El viaje a 
Jerusalén". 

Estudia el versículo para 
memorizar leyéndolo varias 
veces. Después escríbelo con tus 
propias palabras en el cuader- 
no de estudio de la Biblia 

Ora para que Dios te 
guíe hoy y te dé 
sabiduría. 



cerlo. 

— ¡Eso es admirable! — 
dijo la madre con entu- 
siasmo — . Tal como hemos 
orado que sucediera. 

Tabita miró a su her- 
mano Samuel. Sentía una 
sensación desagradable en el 
estómago, y se preguntaba si 
su hermano estaría pensando lo 



32 



mismo que ella. ¿Qué sucede- 
ría si sus padres decidían volver 
a Jerusalén? Tabita pensó que 
sería peor si su familia regresaba 
a Jerusalén y la familia de su 
mejor amiga no lo hacía. 

Tabita no habló durante la co- 
mida. El padre dijo que había oído 
que el rey había leído la profecía de 
Isaías que hablaba de él. El rey Ciro 
se conmovió a causa de eso y pro- 
mulgó el decreto. 

Cuando todos terminaron de 
comer, Tabita hizo la pregunta cuya 
respuesta temía. 

— ¿Significa esto que regresare- 
mos a Jerusalén? 



\ /una «?£&•"" 



El padre y 
la madre mira- 
ron sorprendi- 
dos a Tabita. El 
padre dijo: 



[g 



"Unos cantaban 

alabanzas, y otros respondían: 

Den gracias al Señor, porque él es 

bueno, porque su amor por Israel 

es eterno. Y todo el pueblo 

gritaba de alegría y alababa al 

Señor, porque ya se había 

comenzado a reconstruir el 

templo del Señor" 

(Esdras 3:11). 



Lunes 

Lee en Esdras 1 la forma 
como el rey Ciro ayudó a los cauti- 
vos a volver a Jerusalén desde Persia. 

Piensa en los versículos 2 al 4. 

¿Cómo crees que te hubieras sentido si 

hubieras oído decir esto a Ciro? 

¿Habrías confiado en él? ¿Habrías es- 
tado dispuesto a ir a Jerusalén para 
ayudar en la reconstrucción de la 
ciudad y del templo? 

Ora Pide a Dios que te 
ayude a mantener tu mente 
alerta para conocer los 
planes que él tiene 
para ti. 



A 



/"T 




— Tabita, tú sabes que hemos estado orando precisamente para que 
esto suceda, porque deseamos volver a Jerusalén. Nuestros abuelos 
anhelaban ver este día. 

— Lo sé — dijo Tabita — . Pero vivir aquí y después ir a un lugar que 
nunca hemos visto me asusta. 

— Tienes razón — reconoció la madre — . También nos asusta a noso- 
tros; pero volver y ayudar a reconstruir el templo es una experiencia 
maravillosa. 

No hubo más discusión. Tabita sintió que su mundo se trastornaba. 
Pidieron al padre que fuera a recibir el oro, la plata, la ropa, las pro- 
visiones y los animales que el rey Ciro daba a los que regresarían a 
Jerusalén. Además, el rey había dicho que los hebreos 
que no regresaran a su tierra debían 
i\\ >¿¿ hacer regalos a los que lo hicie- 

ran. Hasta devolvió los 
utensilios del templo 
que el rey Nabuco- 
donosor se había lle- 
vado, y dio dinero de la 
tesorería del reino. 

Por fin todo quedó 
listo. Tabita se acostó en 
su cama por última vez. La 
mamá fue a platicar con 
ella. Le dijo: 

— Tabita, todo 
saldrá bien. 
Sabemos que esto 
es lo que debemos 
hacer. Dios nos 



Martes 

Busca Esclias 2:1 al 70. 

Suma la cantidad de 
personas y animales que 
regresaron. 

Piensa ¿Por qué crees que 
algunos trataban de demostrar que 
sus familias venían de Israel (vers. 
59-62)? ¿Cómo se resolvió el 
problema (vers. 63)? 

Ora Pide a Dios que te 
muestre alguna forma comoy 
puedes edificar su 
iglesia. 



acompañara. 

—Lo 
sé, mamá — 
dijo la niña — . 
Y me alegro por- 
que Sara también irá. 




El largo viaje por el desierto caliente comenzó a la mañana si- 
guiente. La familia de Tabita tenía un camello en el que cabalgaban por 
turnos. Llevaban sus pertenencias en otros camellos. 

Los días de viaje por el desierto pasaron lentamente. Finalmente 
llegó el día cuando contemplaron la ciudad de Jerusalén desde lo alto 
de una colina. Zorobabel, quien los había guiado y era gobernador de 
Judá, reunió a todos los viajeros y les dijo: 

— Amigos, Dios ha sido bueno con nosotros y nos ha permitido 
pasar a salvo por el desierto y llegar a nuestra patria. Alabésmoslo jun- 
tos. 

Después de la 
oración, Zorobabel 
comenzó a dar ins- 
trucciones. 
Llegaron a 
Jerusalén a media- 
dos de septiem 
bre. Tabita 
estaba feliz por 
que viviría en 
la ciudad. Eso 
significaba 
que no ten 
drían que 
volver a 
viajar den- 
tro de 
poco. 
También 
se ale- 
graba 
porque 
Sara vivía 
en una 
casa vecina 





Zorobabel y Josué decidieron que lo primero que debían hacer era 
reconstruir el altar de Dios. Deseaban estar listos para hacer ofrendas 
encendidas (quemadas con fuego) tan pronto como fuera posible. 

Todos se congregaron y ofrecieron sacrificios. Después Zorobabel 
anunció: 

— Celebraremos la Fiesta de los Tabernáculos, tal como nuestras fa- 
milias lo hicieron en el pasado. Todos deben levantar sus altares alrede- 
dor del templo. Celebraremos juntos esta fiesta en nuestra nueva patria. 

— Yo no quería regresar a Jerusalén — dijo Tabita a su familia — . 
Pero ahora me alegro porque el rey Ciro prestó atención a la profecía. 
Siento impaciencia por ayudar en la reconstrucción del nuevo templo. 
¿Cuándo comenzaremos, papá? 



36 



LECCIÓN 



jueves 

Lee Esdras 3:4 
al 6 y Nehemías 
8:14 al 18. 

Construye un 
modelo de un altar. 
Puede ser de tamaño 
real o a escala. 

Piensa ¿Cuál era el 
propósito de la Fiesta de 
los tabernáculos? 

Ora para que puedas 
vivir en Dios y él en 
ti. 





; f 








fft>¿ii) 


- 




11 







Viernes 

Lee Esdras 3:7 al 12. 

Imagina Cierra los ojos e 
imagina la escena. ¿Qué olores y 
sonidos hay? ¿Qué colores ves? 

Escribe En tu cuaderno de estudio 
de la Biblia escribe cinco cosas por 
las cuales puedes agradecer a Dios 

Ora Haz una oración de 
alabanza por las cosas que 
escribiste. Compártelas 
con tu familia. 





Una casa bien hecha 



Instrucciones: Forma palabras llenando los cuadros de las cinco líneas de abajo usando las 
letras de arriba además de colocar las letras que faltan. Las letras van en el orden en que 
aparecen. Se usan cuadros negros para los espacios entre las palabras. Cuando termines, 
descubre y lee a través de los cuadros que has llenado una frase de Hebreos 3:4 (NRV). 



TOD C A TIE QUEE 


ARH C AP ORA GU N 


P ROD £^ LQ H I 


TO D OL OÍUE ¥ I T 


-. lí-T L-X- 


:i _r j ■ 




TT I ~ÍT 





36 



ACERTM 



Manteniendo la fe 



Instrucciones: Dios está con nosotros hasta en épocas de desaliento. Las personas menciona- 
das en el acertijo tenían una fe firme en Dios y todavía vivían por esa fe cuando murieron. 
Dios nunca los abandonó, así como nunca nos abandonará a nosotros. Llena el crucigrama 
con los nombres de las personas que mantuvieron su fe en Dios. 









16 




























1 


19 
















10 






3 










4 


8 






ZE 




























































7 


















































2 




























6 


5 
11 






















15 




9 


12 








































































































18 






































!«,. 








14 















Horizontal 
2. Des| 

amonitas, hice un voto de sacrificar lo 
primero que saliera de mi casa para re- 
cibirme. 

Ofrecí a mi hijo como un sacrificio. 
Me sacaron del pozo de los leones. 
Me fui de Egipto sin temor a la ira del 
rey y liberé a mi pueblo. 
Nos caímos cuando la gente marchó 
alrededor de nosotras con resonantes 
trompetas. 

Hablé acerca del éxodo de Egipto y di 
instrucciones acerca de mis huesos. 
Escribí la descripción más completa de 
Cristo en el Antiguo Testamento. 
Mientras agonizaba, di la bendición a 
cada hijo de José. 
Derribé el templo de Dagón. 
Le ofrecí a Dios un mejor sacrificio que 
el de mi hermano. 



3. 

5. 

11. 

13. 



14. 

17. 

18. 

19. 
20. 



Vertical: 
1 . Peleé contra Goliat y gané. 
4. Escondí a mi hijo por tres meses. 

6. Vi al ángel del Señor sin temer a la 
muerte. 

7. Tuve que irme de casa temprano en la 
vida para trabajar para Dios. 

8. Fui advertido acerca del diluvio. 

9. Fui llevado de esta vida para que no ex- 
perimentara la muerte. 

1 0. Cruzamos el Mar Rojo sin temor. 
1 2. Pude tener un hijo en mi vejez. 

1 5. Bendecí a mis dos hijos, Jacob y Esaú. 

1 6. Derroté a todos los ejércitos de Sisara. 



39